Recommended Posts

Un activo financiero es un recurso que la empresa compra, similar a un título valor, con el fin de recibir ingresos de rentabilidad por parte de quien emite o genera dicho activo, como una especie de intereses. No es un bien físico sino un bien intangible, es decir, lo que se compra es un derecho.

Quién emite un activo financiero?
El emisor de un activo financiero puede ser una persona natural o jurídica, que tenga la capacidad de generar los pagos futuros a los que se compromete. 

Este emisor o generador puede ser una empresa de capital público o privado.

Diferentes Activos Financieros
Un activo financiero, puede tener diferentes características, dependiendo de la entidad que lo emite. 

Si por ejemplo los ingresos futuros que se esperan obtener de él, serán efectivos para la empresa compradora en menos de un año, puede clasificarse como un activo corriente o circulante, pero si, por el contrario, estos ingresos futuros se hacen efectivos a más de un año, este ingreso sería considerando como un activo fijo.

Se debe destacar en este punto que un activo financiero puede, o no, tener un plazo en el tiempo para generar su rentabilidad o puede ser perenne, y además puede generar para la empresa compradora uno o muchos pagos futuros. 

En este sentido los ingresos que la empresa espere para el año fiscal vigente, o para el periodo de operación actual serán activos corrientes.

Activos financieros corrientes y No corrientes
Si por ejemplo se adquiere un título valor o se realiza una inversión por un plazo de seis meses, se puede afirmar que es un activo corriente, ya que será convertido en flujo de efectivo o dinero en menos de un año.

Si, por el contrario, este activo financiero que se adquiere es una inversión a más de un año, o unas acciones permanentes en el tiempo, este será un activo fijo, ya que se no se convertirá en dinero o flujo de efectivo en menos de un año.

Características de un Activo Financiero
Un activo financiero tiene siempre tres características especiales que deben ser evaluadas por la empresa en el momento de su adquisición:

  • Rentabilidad
  • Riesgo
  • Liquidez

La rentabilidad del activo financiero indica a la empresa en que porcentaje crecerá la inversión realizada en él, sus ganancias y utilidades. 

Esta rentabilidad puede definirse con anticipación por las partes, es decir, sería una rentabilidad fija para ambos.

Si, en cambio, la rentabilidad no se fija en un valor específico, sino que varía según otros aspectos, como indicadores financieros, la bolsa de valores, el dólar, etc., sería una rentabilidad variable. Esto imprime un grado más alto de riesgo en la inversión.

El riesgo, como su nombre lo indica es la probabilidad que existe de que los ingresos futuros que la empresa espera, y por los que adquirió el activo financiero, no sean pagados por parte del emisor de éste.

Por lo general, mientras más alto es el riesgo, es mayor la rentabilidad, y de forma contraria, mientras es menor el riesgo, es menor la rentabilidad del activo financiero.

La liquidez del activo financiero, es la capacidad o posibilidad que tiene el activo financiero adquirido por la empresa de convertirse en dinero o flujo de efectivo. 

Como ya se mencionó, si se espera convertir el activo financiero en dinero en menos de un año, este puede considerarse como un activo corriente o circulante.

Independientemente del tiempo en el que se esperen obtener los beneficios futuros de la adquisición de un activo financiero, es importante que la empresa analice su riesgo, ya que incurrir en un riesgo muy alto, puede desestabilizar la empresa y en vez de incrementar su riqueza, disminuirla.

Mucha mas info aqui: https://www.egafutura.com/glosario/activo-financiero

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje

 

 

? Conoce las diferencias entre nuestro Sistema de Facturacion, y nuestro Software de Gestion Empresarial en la nube » ¡Clic Aquí! ?